lunes, 28 de marzo de 2016

EXPLORACIÓN DE LOS INQUIETOS MUNDOS DE ALEX CHIONETTI

Así como el ojo humano tiene un punto ciego, sin células sensibles a la luz, la comprensión del surgimiento de las distintas civilizaciones también lo tiene, representando la hoja en blanco de ese gran libro de nuestra historia. Y aquí es donde entra en juego la exploración como actividad de viajar con el propósito de descubrir nuevos territorios o espacios desconocidos, tanto externos como internos para tratar de completar esa página, ese mapa que puede develar la visión faltante. Por lo que Línea Libre recurrió a Alex Chionetti, para incursionar en sus mundos explorados, con la finalidad de sumar líneas a esa página que representa la gran incógnita.


Alex Chionetti en su expedición en  Canadá. Fotografía de su archivo personal

ACERCA DE ALEX CHIONETTI


Alejandro Chionetti, nació un 29 de diciembre de 1957 en Buenos Aires, Argentina, actualmente reside en Los Angeles, California, EE.UU. Transcurrió su adolescencia entre sus estudios en el colegio Salesianos de Don Bosco y sus inquietudes,  no muy típicas considerando su edad, de querer saber de dónde venimos y hacia dónde vamos, buscando ese “algo más” que supo encender el motor de su espíritu explorador. Su tío abuelo fue el reconocido Padre Jesuita Hernán Benítez, confesor de Eva Perón y elocuente orador, a quien Alex acudía con algunas de sus inquietudes, y quién lo acercaría a las teorías del religioso Jesuita, paleontólogo y filósofo Francés Pierre Teihard de Chardín S.J., dueño de los conceptos “noosfera” –que utilizara Vladimir Vernadsky para teorizar sobre la concepción de seres vivos e inteligentes como tercer fase con respecto al desarrollo de la Tierra, luego de la geósfera y de la biósfera- y “Punto Omega” donde describe la meta de la evolución, Teilhard señala así los problemas sociales del aislamiento y de la marginalización como inhibidores enormes de la evolución, ya que la evolución requiere una unificación del sentido. Ningún futuro evolutivo aguarda a la persona si no es en asociación con los demás. Punto que desarrolla como cuarto estadio luego de “El tiempo, como cuarta dimensión”, “la evolución que involucra vida y pensamiento”, “el Principio de Complejidad-Consciencia, donde surge el esperado logro de mayores niveles de consciencia”. Conceptos que han logrado incidencia en Chionetti, quien ya contaba con su chispa propia y bien lo demostró escribiendo a temprana edad “Mundos Paralelos”, ganador del concurso de la editorial Cuarta Dimensión, organizado por Fabio Zerpa, lo que posibilitó que el libro saliera a luz pública en 1979. 


- Línea Libre le pregunta a Alex, si hubo influencias en su núcleo familiar que han actuado de conector con sus investigaciones y futuras expediciones.

-          A.CH.  “No creo que hubiera realmente una influencia directa, de mi núcleo familiar en lo que sería la vida de un investigador-explorador. No había en mis parientes inmediatos ninguna intelectualidad, solo algo de arte. La sensibilidad de niño, el tormento adolescente, el salir del claustro y las fobias de una gran ciudad que oprimía, como era el Buenos Aires de finales de los setenta.
    Pienso que ya venimos en cierta forma predestinados, y que caemos donde caemos, igual nos formamos. Los más aptos sobreviven las taras familiares, los más débiles las arrastran hasta el final de sus días.”

Esa extraña corriente que a veces nos mueve, nos lleva y nos trae, encaminó la radicación de Chionetti en la costa Oeste de Estados Unidos en el año 1984.

-        A. CH.  – “Lo de radicarme en Estados Unidos fue una vía rápida, surgió al no poder conseguir una beca en Europa Central. La mayoría de los inmigrantes que se desesperan por venir es porque quieren hacer dinero, no vienen por educación o cultura. Lo mío fue atípico. Aunque sí me interesaba la nueva era, la exploración de los estados alterados. Mi intención era ir a México después de los Estados Unidos. Mi intención era radicarme ahí, y liberarme de toda la podredumbre que había absorbido en esa adolescencia. La idea era experimentar con la mescalina, vivir con los indios Huicholes, estar más cerca de Daniel Ruzo, quien estaba anciano y ya no saldría de tierra Azteca. A quien consideraba un verdadero explorador de esos mundos perdidos y de esos mundos interiores, también perdidos.”


Alex Chionetti (Fotografía perteneciente al archivo de A. Chionetti)

Alex Chionetti, escritor, investigador, periodista   y  productor de inquieto despliegue y andar ha sabido capitalizar sus experiencias, las que lo han llevado  a  asesorar importantes cadenas televisivas como The History Channel o NBC Universal, las series UFO Hunters o Ancient Aliens, destacadas películas como el último film de Indiana Jones – como él mismo suele autodenominarse - y El Reino de las Calaveras de Cristal, actualmente ejerce como productor de Programas de Noticias para la cadena Univision. Sus artículos periodísticos perduran en varias revistas a lo largo y ancho de todo el mundo. Y ha entrevistado a personalidades destacadas como S.S. Dalai Lama, Steven Spielberg, John Keel, por citar algunas. Mucho más podríamos decir, pero mejor dejamos al lector con los paralelismos de Alex, que se expresan por sí mismos.



SUS MUNDOS PARALELOS


-        A.CH. “Los Mundos Paralelos son realidades físicas y no físicas, etéricas y no etéricas, dimensiones que viven dentro de esta dimensión, en una forma física y también metafísica, a veces esos mundos físicos se abren y se interconectan; universos y tierras paralelas; otros son mundos que se abren a través de la mente, a través de ejercitar la mente y el espíritu…”

Alex Chionetti en la mitad del mundo, Quito, Ecuador (Fotografía perteneciente al archivo de A. Chionetti)

Si bien la definición de la palabra paralelo, alude a líneas o planos equidistantes entre sí, que por más que se prolonguen no pueden encontrarse, a veces sucede, como bien lo menciona Chionetti, a veces, esos paralelos se abren y se interconectan. Han quedado algunas puertas permeables y vaya a saber uno por qué causas, sólo a veces se activan.

Nos cuenta Alex que inquietud lo hizo llegar a estos mundos paralelos y qué mundos paralelos se activaron en él a lo largo de su trayectoria.

-        A.CH. “Coincidió que fue un concurso monográfico que me activo lo que yo ya vislumbraba de realidades que interpenetran en esta. Mis primeros cuentos fantásticos exploraban opciones kafkianas y surrealistas. Se activaron en mí, los mundos paralelos de la ciencia, el arte y de la comunicación. Conviviendo en esos mundos, llegué a atravesar un período en que estaba viviendo en tres continentes al mismo tiempo. Un período en el que mi labor profesional me lo permitía; me la pasaba en aviones, trenes, buses, hoteles, casas de amigos y de enemigos, selvas y desiertos, solo muchas veces, mejor acompañado a veces. Una búsqueda de un punto omega casi infinito.”


Entre las palabras parónimas y sus mundos surge su propio concepto de “mundos casuales” y “mundos causales” en este diagrama que comienza a diseñar Chionetti

-        A.CH. “Los mundos casuales son los que interceden por la ley del sincronismo y el pasado reciente.. Los mundos causales son los que se trabajan en la física, microfísica, donde por la observación en el tiempo, se termina modificando el objeto. Los mundos causales son producto del inmediato presente y en los escasos momentos de conciencia plenaria que podemos apenas sostener por pocos instantes.”




MUNDOS INTERNOS


Cuando un explorador irrumpe en caminos y senderos, es porque se ha deslizado anteriormente en sus mundos internos, ha visto los mapas de su vida. Una vez me dijeron que tratara de olvidar las muertes y los nacimientos, para que quede en mí una única historia, que uno, en lo que podríamos denominar actualidad retorna a lugares donde ya ha estado alguna vez. Estos viajes al interior de uno mismo son representativos y Alex Chionetti realmente ha dibujado un mapa muy interesante. Por lo que Línea Libre le pidió  que nos comparta si sus expediciones y búsquedas han tenido relación con lo denominado esotérico.

-        A.CH. “Sí, claro. Recuerdo que con un querido amigo que era director de la Sociedad Antroposófica Argentina, habíamos creado el término de “Anarcoesoterismo”, ya que yo no me casaba con ninguna escuela, aunque curioseaba en ellas. Aunque el término esotérico no me gusta porque es un sustantivo derogativo, según entres o no en los juegos de poder. El poder virtual que ha creado una realidad material basada en una realidad espiritual. 
    La exploración del siglo XX ha completado bastante lo que faltaba de los siglos anteriores. Los exploradores del mundo físico mapearon un mundo visible, pero que ya tenía insertados un montón de misterios humanos  (de ciclos anteriores) y algunos extrahumanos (de ciclos posteriores).”

-M.A.- Alex me interesa saber que escuelas esotéricas curioseaste y si bien no adheriste a ninguna, ¿en cual de ellas encontraste mayor representatividad?.

-        A.CH. “Estuve en casi todas, buceando, desde los rosacruces, teosofía, antroposofía, Krishnamurti, Lanza de Vasto, hasta el Cuarto Camino de Gurdjieff. Encontré cierta seriedad en conjunción con mis búsquedas en la Escuela - en la metacultura de Óscar Ichazo-  Arica, que lamentablemente está también en extinción.   Pero pese a todo –fe, tiempo y esfuerzo- no me ha convencido ninguna de ellas, aunque si  me han ayudado a despabilarme un poco.”


A. Chionetti con Venerable K. Chandamanga - Der. arriba Centro Rosacruz de California -
Der. Abajo Óscar Ichazo fundador de la escuela Arica en 1968, basada en una teoría protoanalítica


 -M.A.- Alex, en la identificación que encontraste en la escuela Arica, que implicaría el ser del análisis completo en el análisis del eneagrama, que desprende de El Cuarto Camino, un poco Junguiano también por la consideración de la contextualidad.  ¿Cual es tu pensamiento sobre – y basado en esa reconstrucción- lo que puede aportar a la humanidad la reconexión propia con culturas antiguas?

-        A.CH. “Sin duda, Óscar Ichazo, un boliviano,  ha sido el único que ha decodificado el Eneagrama al peregrinar hacia las fuentes del medio oriente tras los pasos de Gurdjieff. Lamentablemente ha quedado en manos de una escuela, como es la escuela Arica y es inaccesible por sus altísimos precios. No solo eso, fue también pirateada por los jesuitas (de los Estados Unidos) y por otros grupos de psicologías alternativas, y es accesible al público. Pero el enegrama tiene una tradición primordial que se ha desdibujado al masificarse. El sur le dio al norte, y el norte siempre quiere sobreponer el poder sobre el sur.

Pero pese a todo –fe, tiempo y esfuerzo- no me ha convencido ninguna de ellas, aunque  si  me han ayudado a despabilarme un poco.”


Todos los motores en la historia tienen el factor común de la conciencia, entre las diferencias de enfoques y la diversidad necesaria. Pero curiosamente lo que apertura esas ventanas son los considerados estados alterados de la misma. Como lo describiera Aldous Huxley en su ensayo “Las Puertas de la Percepción”, al decir que pareciéramos tener una válvula que regula de acuerdo a nuestras capacidades aquello a lo que podemos acceder. Todos quisiéramos incrementar nuestra conciencia, Chionetti nos comparte su experiencia al respecto.

-        A.CH. “Cuando llegue a California quería continuar lo que había recabado al conocer otros seguidores del Instituto Arica. Uno de ellos había sido John Lilly, que a su vez fue el pionero en la comunicación con los delfines. Todo convergía para mi. Había conocido a Arthur C .Clarke que nos decía que la mejor forma de prepararnos para un contacto extraterrestre era intentar comunicación con cetáceos que tenían un cerebro muy parecido al nuestro. Es así como me asocie con la fundación de Lilly, que a su vez había creado los tanques de aislamiento. La expansión de conciencia, y el intento de comunicación con inteligencias extraterrestres era otro intento objetivo. Me habían decepcionado grupos que había conocido, como el Rama, y mi búsqueda era a través del medio líquido. Me acuerdo que una mañana la secretaria de Lilly me llamo y me dijo te voy a presentar un invitado que venía a visitar y a usar los tanques….era nada menos que Steve Jobs. El estaba interesado en la reprogramación de la mente, pienso que presintiendo que las computadoras iban a terminar dominando a sus propios creadores; lo que sin duda ya está pasando. Peor, los teléfonos nos controlan.

-        Mi interés era también el Peyote, el San Pedro –cuyo principal alcaloide es la Mescalina, psicoactivo con propiedades alucinógenas –ya que no lo había podido experimentar bien en las alturas andinas; los guardianes son los Tarahumaras y Huicholes. También conviví con los indios del sudoeste norteamericano, y ya no era el  medio líquido, sino el telúrico, a través de la búsqueda de sistemas autocurativos en los kiwas  -o sea mandalas ceremoniales que unen las tradiciones de las américas- es todo un continuo, es toda una transgenética que no vemos, pero que está ahí cuando la conciencia borra todas limitaciones y autolimitaciones creadas por la ignorancia y los bajos estados en los que tristemente cohabitamos y toleramos en el juego de la supervivencia.”

Quizá William Blake tuvo razón al expresar “Si las puertas de la percepción quedaran depuradas, todo se habría de mostrar al hombre tal cual es: infinito”.




MUNDOS SUBTERRANEOS Y SUS CONTINUAS EXPLORACIONES


“La búsqueda de las cuevas es parte de mi vida”. “Descender al seno de la Madre Tierra es la experiencia más fantástica” declara Alex.


Alex Chionetti en la Cueva de Coangos, Tayos, pasadizos pavimentados
(Cueva de Comandos) Ecuador. Fotografía del archivo de Alex Chionetti.


Distintas culturas, distintas manifestaciones, distintos enfoques sobre el mundo subterraneo, que sigue estando ahí, expresándose a través de viejas pistas. Permitiendo que nos acerquemos tal vez lo justo y necesario por ahora. Pero algunos se han acercado mucho más, es el Caso de Alex Chionetti, sorprende ver lugares tan recónditos a los que ha llegado. Por citar solo algunos podemos mencionar, Mato Grosso en Brasil, Marcahuasi, más otros lugares de interés de la Zona Andina, como Cuzco en Perú y el Altiplano Boliviano, Caverna de las Brujas en Argentina, La Cueva de los Tayos en Ecuador, Egipto, Monte Shasta en California y créanme la lista continúa. Vamos a compartir parte de estos mundos…


A. Chionetti en Monte Shasta, en California. Der. arriba en Ibarra,  norte de  Ecuador y abajo en
Pirámide de Keops Giza Egipto. Fotografías del archivo de A. Chionetti


-M.A.- ¿Qué esperaba encontrar Alex en la Cueva de los Tayos, Marcahuasi , Caverna de las Brujas,  en los cavernosos lugares que has visitado?

-        A.CH. “Había algo y lo hay todavía, no discernible, profundo dentro de mí, inescapable, que me ha llevado a esos lugares, y a defender la trascendencia de ellos. Por suerte los he difundido en forma mediática para que otros sigan esos compases invisibles, y que puedan realizarse a través de esas búsquedas
       Esperaba encontrarme con respuestas a los misterios del pasado.”


Foto superior izq. Cueva de los Tayos, debajo del Arco Von Daniken, Der. Paredes pulidas de Cueva de los Tayos.
Debajo izq. Jungla junto al Río Namagosa en Morona Santiago. Der. puente sobre Río Coangos.
Fotografías pertenecientes al archivo de Alex Chionetti.


-M.A.- ¿Cual fue de tus expediciones la, o las que tuvieron mayor repercusión en tu vida?

-        A.CH. “Las que mencionas arriba. Pero también mis viajes por el interior desconocido de Estados Unidos, Canadá, Mato Grosso y por Egipto, de los que he publicado muy poco, algunas fotos en facebook.”


Alex Chionetti en Egipto . Fotografía correspondiente a su archivo personal.




-M.A. - ¿Qué representa la Zona Andina en tu búsqueda? Por qué no Asia u otro continente?

-        A.CH. “Sin duda es un misterio. Trate de cambiar el eje, el astrolabio. Pese a que trabaje para los japoneses nunca me pude quedar demasiado tiempo para explorar el oriente. Nunca concretamos una expedición al desierto del Gobi con unos italianos, o una reciente incursión a la Siberia megalítica.”


Chionetti en la Puerta de Amaru Muru - Puno Perú . Fotografía de su archivo personal.



-M.A.-  En la Cueva de los Tayos particularmente, ¿cómo prepararon esa expedición considerando que era zona protegida por los Shuar, se adentraron a experimentar o pensaron que podían lograr alguna empatía con ellos?


-        A.CH. “Mi serie expediciones entre el 2006 y el 2009 fueron la resultante de una larga preparación.
Sabíamos que estaba protegida y sigue protegida. Mi error fue usar como guía a un colono -o sea no indígena- que nunca me dijo que era demasiado odiado por llevar turistas y ‘desacralizar” la microeconomía  de la zona. Una zona que es muy volátil, y que en ese período estaba en pie de guerra por la constante penetración de la minería extranjera. Me da risa ahora que ya finalmente se dieron cuenta que no todos los que llegamos es para nuestro egoísta pecunio.
Ahora cualquiera puede entrar en la zona con mínimos riesgos, pagando un boleto de entrada a  las cuevas. Aunque quedan más de un centenar sin explorar.”


Nota de autor: Los Shuar (Hombres color del barro) son un pueblo que vive en la selva de Ecuador, según ellos lo anuncian, desde la fundación de la Tierra. Son del amazonia y allí permanecen con sus saberes ancestrales. Ellos asumen tener su propia ciencia, tecnología y principios orientados a “ser lo que somos”. Con lenguaje propio el Shuar Chichan (Yaa Chichan, el idioma de las estrellas, como idioma oficial). Se localizan  en la zona amazónica entre Ecuador y Perú. En Ecuador, en la Provincia de Morona, Santiago. Fueron considerados los primeros exploradores del sistema subterráneo, ya que en una fecha determinada, cada año descendían a los túneles para robar los polluelos de los Tayos. Se los consideró Jibaros, por cortar las cabezas de los conquistadores, en un hecho que ellos, considerándose guerreros, hicieron en defensa de su territorio y cultura.

-M.A.- Me interesa saber de tu experiencia en el Mato Grosso y Canadá, ¿qué indicios te llevaron a esos lugares?

-      A.CH. “Canadá es un lugar todavía inexplorado, donde la mayoría son grandes extensiones boscosas, donde han existido tribus que mantuvieron sus tradiciones y cuidaron no ser afectadas por el mundo moderno. Brasil y el Mato Grosso, era encontrar nuevas pistas sobre Fawcett, que conducen a una cultura anterior que dejo resabios megalíticos en medio de la selva, y que sustenta mis primeros puntapiés por redefinir a la “Cultura Masma”.”


Alex. Chionetti en el Mato Grosso, Brasil año 2011. Fotografías de su archivo personal.



-M.A.- Daniel Ruzo, la Cultura Masma, la idea de una cuarta humanidad, cómo crees posible una interconexión entre culturas de distintos continentes en épocas tan lejanas a la tecnología.

-        A.CH. “El pasado “protohistórico” de hace 12.000 a 20.000 años no puede interpretarse con nuestra caótica tecnocracia que se ha apartado de la naturaleza primal. Hubo una interconexión entre los continentes a nivel físico pero también no físico.”
           
-M.A.- ¿En qué enfocas tu hipótesis para redefinir la Cultura Masma?

-        A.CH. “La Cultura Masma se podría redefinir estudiando más los puntos de interconexión entre Sudamérica, África y las culturas mediterráneas. Una cultura ancestral, post Atlante, pero interconectada con varios puntos focales de evolución de consciencia. Algo paso después del surgimiento de los Neandertales.”

-M.A.- Si tuvieras que exponer una teoría propia de los mundos subterráneos, ¿Cuál sería?

-        A.CH. “El planeta tiene ciudades y construcciones dejadas por civilizaciones anteriores. A poco y a gran profundidad. Esos remanentes son también centros de presencias que no son físicas, formas extrahumanas que pudieron ser sobrevivientes de esas culturas anteriores, que desarrollaron una forma de sobrevivir la forma física”

-M.A.- ¿Cuáles son tus zonas pendientes o a cuales regresarías en nombre de tus búsquedas?

-        A.CH. “Estoy desarrollando una serie sobre el gran explorador Fawcett cuando ya se cumplieron noventa años de su misteriosa desaparición en las planicies brasileras. Fawcett conecta con los temas anteriores. También he desarrollado otras que cubren también Asia, pero te cuento la próxima.”

Coronel Percy Harrison Fawcett y su búsqueda de la ciudad "Z" denominada por algunos El Dorado.


Nota de Autor: Percival Harrison Fawcett (18 Agosto 1867 –1925) oficial británico, arqueólogo y explorador en Sudamérica , Su desaparición en 1925 fue durante la expedición para encontrar Z, o El Dorado, como la denominaban otros. Su hijo, Jack Fawcett escribía a su madre y a su hermano Bryan: "abandonaremos Cuyabá el 2 de abril y después demoraremos seis semanas o posiblemente dos meses hasta el lugar donde papá llegó en su anterior viaje, el Puesto Bacairí. Hasta llegar a la ciudad "tardaremos probablemente otros dos meses y puede que localicemos la "ciudad perdida" el día que papá cumpla los 58 años, el 3l de agosto.”


-M.A.- Los habitantes de Etiopía, los denominados Habasis o Maestros de la Mente, ya en tiempos lejanos hablaban de las 7 entradas al mundo y de las subdivisiones de esos mundos habitados por seres de distintas características, que tal vez Kafka quiso significar en su metamorfosis, al ir en su mundo interior hasta los confines de la bestia, ¿qué te significa esta cultura?

-        A.CH. “No he estudiado esa cultura. Pero los etíopes guardan muchos secretos, más allá del Arca de la Alianza, y sus genomas como línea de sangre de las Doce Tribus Perdidas de Israel.”

-M.A.- ¿Qué pensas que le falta al ser para tener acceso a los verdaderos conocimientos primigenios?

A.CH. “Falta humildad, falta tiempo, falta seguridad exterior e interior. La gran trampa de  tener que trabajar para un sistema explotador multinacional, ha dejado que el hombre evolucione y siga evolucionando por generaciones.

Hay que pasar tiempo en esos lugares, olvidarse de lo que aprendimos, compartir momentos desinteresados con los habitantes de esos lugares, y tal vez después de unas décadas se abran los portales de la comprensión.”

 -M.A.- La racionalidad de lo que en apariencia es irracional como lo parecieran las búsquedas de ciudades perdidas, etéricas o subterráneas, ¿Pensás que podría estar impulsada más que por la curiosidad por memorias internas que no hemos conectado aun?

-        A.CH. “Sí, claro. Esa convergencia de las civilizaciones desaparecidas y la ufología son parte de esos arquetipos olvidados y distanciados de nuestro ser. El viaje al centro de la Tierra es el viaje adentro de uno mismo, es el viaje alrededor del cuarto oscuro. De querer escapar de un planeta de enrarecida atmosfera contaminado por nuestra ignorancia y para algunos regresar al cielo estrellado. Hay muchas memorias akáshicas extraviadas. El resurgimiento de la Nueva Era como subtítulo de las religiones organizadas y milenarias, es una evidencia reencontrada.”
              
-M.A.- Roger Bastide, en referencia a la antropología universalista (en los primeros contactos de europeos e indígenas) decía haber detectado que las obras no se hacían sin planes, sin meditados designios, sin una elaborada estrategia, lo que lleva a pensar que no solo tenían una conciencia más limpia que la nuestra sino una capacidad arquitectónica mejor enfocada… ¿por qué crees que se perdieron esos enfoques de culturas antiguas con mentes tan nuevas?

-        A.CH. “Si claro. La arquitectura Inca y Pre-Inca son reflejos de una consciencia diferente a la nuestra. Y solo son 500-700 años. Imaginate las culturas de hace diez mil años. Limpia no sé, pero los filtros eran diferentes. No solo era la chicha que tomaban como nuestra coca cola o mate, pero si había una combinación de factores que convergían: el contacto con la naturaleza, el uso de psicotrópicos naturales y una línea no racional –a veces animista - de la interpretación de la realidad.”




CONTACTOS CERCANOS DE ALEX CHIONETTI



Alex Chionetti, en este inquieto mundo, que a esta altura pueden apreciar, no solamente ha viajado por lugares recónditos, sino que esos sincronismos que menciona en sus mundos casuales, lo han llevado a encontrarse con grandes personalidades, con muchas de las cuales ha compartido más que algunos andares; y nos comenta lo que han representado para él…


Dr. Barry Fell

(1917 –1994) Fue profesor de zoología invertebrada en el Museo de Harvard. Se especializó en biología marina y culturas Precolombinas



“A Fell no lo conocí. Su libro “America BC” es sin duda importante por su reinterpretación y aportes sobre las transmigraciones oceánicas.”



Daniel Ruzo de los Heros

(1900-1991) fue un poeta, criptógrafo, fotógrafo, arqueólogo y profeta peruano, estudioso de culturas desaparecidas, descubrió la cultura Masma allá por 1952/3. Gran inspirador, además de amigo de Chionetti. Un Andino de Ley pura en convergencia con el lado oculto de la arqueología tanto interna como externa, seguidor de Gurdjieff y Ouspensky.




“Lo consideré un gran maestro y explorador de los mundos. No sé si el me llego a considerar discípulo hasta su partida, pero he hecho lo mejor por difundir y preservar su obra. Otro de esos peruanos fantásticos que ya no creo que existan.”



Erich Anton Paul Von Däniken

(1935) Escritor Suizo, precursor de la hipótesis de que la tierra pudo haber sido visitada por extraterrestres en el pasado.


Von Daniken CIRCA 1993. Fotografía del archivo personal de Chionetti


“Lo consideraba un hereje necesario para esa generación nuestra. Hizo mucho bien, pero también mucho daño, con sus interpretaciones tecnomaterialistas del pasado arqueológico y con sus descaradas mentiras sobre el tema de Tayos. Lo conocí a raíz de que lo fui a entrevistar sobre este tema en 1993 en la convención  internacional de los Ancient Astronauts.”



Friedrich Wilhelm Heinrich Alexander Freiherr von Humboldt (Alexander von Humboldt)

(1769-1859) fue un polímata: geógrafo, astrónomo, humanista, naturalista y explorador alemán, considerado “Padre de la Geografía Moderna Universal”




“Su libro “Cosmos”  esta entre mis libros más cercanos, y que recomiendo a los jóvenes e
exploradores. Un tocayo del que admire el incasable ímpetu.”




Juan Moricz

Espeleólogo nacido en Hungría y naturalizado argentino, dijo haber encontrado signos de una civilización muy desarrollada en la Cueva de los Tayos.




“Moricz fue un enigma caminante, un iconoclasta de un generación perdida y trasplantada. Un verdadero húngaro, salvaje e hipnótico, ajeno a las falsas éticas del ayer, también nos dejó una “sabana llena de pliegues” y garrapatas, entre el genio y la locura.”



Stanley Hall

(1944-1994) Explorador escocés, quien guió la expedición a la Cueva de los Tayos en 1976 junto a Neil Armstrong

“La palabra que asocio con Alex es tenacidad”, dijo Hall en una entrevista telefónica desde Escocia. “Él tomó la determinación de obtener fotos. Me saco el sombrero ante él”.


“Mi amistad con Hall fue efímera, ya que lo conocí tres años antes de su muerte. Sin duda era un complejo soñador, un romántico explorador más, de una época victoriana que se sentía a destiempo. Lamentablemente no pudo explicar su modelo del universo y su “grialscopio”. Contradicciones y el peso del tiempo lo envolvió en injustas acusaciones, partiendo con su sueño inconcluso.”




Miguel Ruiz

Médico Mexicano, quien escribió los Cuatro Acuerdos basándose en la soteriología Tolteca.

“Un interesante maestro que supo exportar el toltecismo “pre porte”. Lamentablemente está atrapado en los círculos del mercantilismo metafísico de Beverly Hills, pese a que su libro ha ayudado a mejorar los que han puesto los cuatro acuerdos en acción ,en una subcultura el conocimiento se compra en incomodas cuotas.”




El Padre Salesiano Carlos Crespi Croci

(1891-1982) Educador, antropólogo, botánico, artista, explorador. Se cree que fue poseedor de piezas ancestrales, las cuales calificó de “Antediluvianas”

Padre Crespi con Stanley Hall


“No lo llegue a conocer, aunque lo intente en un fallido viaje a Cuenca en los ochenta. Dejó un montón de incongruentes misterios, más un pecador que un santo. Si supiera la injusta chapucera madeja que nos dejó resucitaría para contarnos la verdad.”




Neil Armstrong

(1930-2012) Astronauta americano, Ingeniero aeroespacial y naval, compartió la expedición en 1976 junto a Stanley Hall.

“Fue uno de los grandes pilotos que tuvo la aeronáutica y la astronáutica. No quiso darme una entrevista en video para que me hablara de los Tayos, me puso la condición de dármela solo si yo probaba que era un científico académico. Solo pude hablar por teléfono y me conto algunas cosas sin relevancia, aunque una vez fui a visitarlo –sin previo aviso- a su rancho en Ohio, y no estaba.”




Julio Goyen Aguado

 (1941-1999) Espeleólogo, incursionó en el Sufismo, luego en el Islamismo; llegó a descubrir 500 cavernas naturales en Argentina y en el mundo. En 1970 fundó el Centro argentino de Espeleología.


Goyen Aguado en Centro Argentino de Espeleología  y junto a Moricz


“Fue un querido amigo. Seguí en el tema de Tayos por tantos años porque siempre creí en su palabra, pese a que muchas veces caímos en la duda, y la soledad de las conjeturas.”




MUNDOS EXTRATERRESTRES


“El verdadero explorador es el que investiga los misterios del cosmos, los misterios del universo, los misterios de la humanidad.” Así lo expresó este múltiple explorador, quien en una colaboración anterior expresó haberse encontrado tres veces en su vida, frente a este fenómeno.


Sus exploraciones de campo  en Victoria, Argentina. Der. arriba junto a Travis Walton
y abajo Crop Circle en Matawan New Jersey año 2014. Fotografias de su archivo personal.


-M.A.- ¿Qué fué en tu vida lo que te relacionó con este fenómeno?

-        A.CH. “De niño tenía pánico a los “marcianos” de las figuritas “Marte Ataca”. Durante el día se las hacia comprar a mi familia,  y a la noche se las hacia romper a mi madre. Tenía el miedo recurrente que uno de esos marcianos descerebrados entrara por la ventana que daba a la calle. No me imaginaba que me iba a convertir en un fiero investigador de campo. También tuve experiencias paranormales, como por ejemplo ver proyectados en la pared de mi cuarto, imágenes de la guerra de Vietnam o algo parecido.”


-M.A- ¿Has tenido experiencias de incidencia, tuviste alguna vez un contacto o abducción?

-        A.CH. “Pienso que si tuve experiencias de abducción de niño y algo que vimos estático sobre la ruta 2 viniendo de un veraneo. Ya en los noventa, en la ciudad de Los Ángeles, tuve experiencias de abducción, pero pienso que fui víctima de experimentos a distancia –terrestres/de después que trate el ignorado tema de la desclasificación ovni en la prensa hispana-norteamericana, plena época de los “black ops” sobre la población civil. De esto podríamos escribir un libro.”


-M.A.- ¿A quiénes elegirías de referentes en este campo?

-        ACH. “Mi generación fue embebida en Hynek y Valle. El Dr. Joseph Allen Hynek fue amigo y un poco mentor al emigrar. Siempre fue el gran referente que busco la verdad pese a todos los bochornos que paso y acepto con sapiencia los errores que cometió, trascendiendo como un verdadero científico y explorador de lo desconocido. Otro amigo, fue Ingo Swann, que sin ser necesariamente ufólogo, también fue parte de piezas con las que pocos han comenzado a rearmar el rompecabezas.”


-M.A.- Tu evaluación del fenómeno hoy.

-        A.CH. “El fenómeno ya no es lo mismo que en décadas anteriores. Seguimos igual. Divididos sin el apoyo de la ciencia, ni el apoyo de las paraciencias. Una ufología mediática representada  por convenciones y en los programas de televisión predominan los mismos jetones de siempre. Digo jetones porque en ingles seria como “talking heads”. Los que lucran con el fenómeno no ayudan a  proyectos innovativos, que podrían arrojar un poco de luz a la permanente oscuridad.”


-M.A.- ¿Cuáles son tus creencias, cuanto de mito y cuanto de cierto en todos estos mundos?

-        A.CH. “Mis creencias son cambiantes, como el mismo fenómeno. Es que es un mito que toma forma real. De esos mundos….hay mundos con vida parecida a la humana…que han llegado y siguen llegando al planeta Tierra, pero en contadas ocasiones.
No creo en el fenómeno de la abducción, el cual creo que es una patología norteamericana y a veces inducida por fuerzas terrestres, como le comentaba a José Antonio Caravaca en una reciente entrevista que me hizo.”


-M.A.- ¿Qué conceptos descartas a la hora de tus investigaciones de campo?

-        A.CH. “Vivimos dentro de nuestros mundos subjetivos,los humanos mentimos y nos mentimos constantemente. En ufología el ovni es el testigo. En arqueología la piedra es el resultado de alguien que construyo basado en los parámetros de su creencia. El registro visual-video-telefónico nos da nuevas armas para reducir esas subjetividades.”



CONVERGENCIA

Las personas inquietas, como Alex Chionetti, “un arqueólogo hecho a sí mismo” como se supo autodefinir, son las que fluyen con el continuo movimiento de todas las cosas, pero manteniendo el ojo visor en el objeto de estudio, porque como bien lo dijo Ouspensky “podemos entender las causas solo mediante observación durante largo tiempo”. Línea Libre le pide a Alex, que enuncie la convergencia que ha encontrado sobre estos mundos: paralelos, internos, subterráneos y extraterrestres, que hemos explorado…

The lost City Valle de Santa Eulalia, Descubierta en el año 2004. Fotografía del archivo de Chionetti



“En esos tres mundos las convergencias son múltiples. Los estados de conciencia en que vivimos son siempre diferentes, des-afinados, a veces confusos, a veces alineados. Esa convergencia siempre va a depender de los observadores. El POV el “point of viewer” -el punto de vista—en la realidad física como en la realidad interior es distinto. Otros mundos donde la física es diferente, donde la gravedad es diferente, puede originar efectos de dimensiones paralelas que se pueden manifestar tanto dentro de la tierra, dentro de la masa terrestre o de la composición fisicoquímica o de minerales, como así saltar al espacio y al espacio-tiempo.”


 “…Hay que pasar tiempo en esos lugares, olvidarse de lo que aprendimos, compartir momentos desinteresados con los habitantes de esos lugares, y tal vez después de unas décadas se abran los portales de la comprensión.”


Línea Libre agradece a Alex Chionetti por su compromiso y sobre todo por su permanente inquietud. 

María S. Álvarez
Buenos Aires, Argentina


Fuentes consultadas que nos permitieron incrementar los aportes directos de Chionetti: Mystery Planet. Nuestro Pasado Extraterrestre, Blog. Gacemail.com.ar. Wikipedia. Ignaciodarnaude.com.


2 comentarios: